• Autores de Tierra Adentro hablarán sobre literatura y género como parte de las actividades del programa Escritura y diversidad sexual, organizado por la Coordinación Nacional de Literatura
  • La mesa de discusión tendrá lugar el martes 12 de junio a las 19:00 en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia

En el marco de actividades del programa Escritura y diversidad sexual que organiza la Coordinación Nacional de Literatura, se llevará a cabo una mesa de discusión con autores del Fondo Editorial Tierra Adentro, quienes reflexionarán y conversarán sobre temas como la diversidad sexual, sus alcances, experiencias y retos en la literatura. La plática será el martes 12 de junio a las 19:00 en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia.

 

 

En la mesa participarán Wenceslao Bruciaga, escritor, cronista y periodista; autor de obras como Funerales de hombres raros (2011), Un amigo para la orgía del fin del mundo (2016), BarebackJuke-box (2017) y de la columna El Nuevo Orden en el diario Milenio, polémica por sus críticas. También participará Alejandra Castro, autora deFiguras y silencios, así como Elvira Liceaga, escritora, profesora de literatura latinoamericana en la Universidad del Claustro de Sor Juana y conductora en Reactor 105.7, quien será la moderadora.

Al ser entrevistado, Wenceslao Bruciaga comentó acerca de su participación en el evento: “Es un tema amplio y complicado en términos de si realmente existe la literatura de la diversidad sexual como tal. En un mundo donde realmente lo heterosexual sigue siendo la norma, creo que vale la pena hacer esta categorización, que puede ser odiosa, pero es necesario.”

El también colaborador en medios como Noisey y Time Out México, agregó: “Quiero abordar el asunto sobre el tema de la literatura de diversidad sexual, sobre todo en México, que se rige mucho por la autocensura, en comparación con otros países de Latinoamérica, pero sobre todo con la literatura anglosajona, donde llega a ser más confrontadora. La literatura gay en México se cuida mucho de lo que piensen los heterosexuales”.

Sobre los rasgos característicos que definen la literatura de diversidad sexual, Bruciaga abundó: “Es sobre todo el cuento y la novela, mucho ensayo… desde mi punto de vista está muy regida por la autocensura, ese es uno de los rasgos. También tiende a romantizar ciertos aspectos y desdibuja o prefiere evitar temas que pudieran sonrojar a los homosexuales”. Desde su opinión, si esta literatura fuera más confrontadora, más visceral, más explícita, llamaría más la atención. “Es un obstáculo, pero más bien de la propia moral de los gays”, asegura.  

Bruciaga puntualizó también sobre los obstáculos que la literatura de la diversidad sexual tiene que vencer para lograr una mayor exposición: “Por un lado tendría que haber más disposición de las editoriales. Pero, creo, tiene que ver con ser honestos con nuestra propia realidad y en muchos sentidos no lo estamos haciendo. Este tema de la autocensura nosotros mismos lo estamos alimentando; decimos que salimos del clóset, pero nada más para ciertas cosas, hay muchas más que siguen escondidas, y que nosotros queremos que siga así porque nos sigue preocupando mucho lo que los heterosexuales piensen de nosotros. Entonces, creo que, si no superamos eso o si no lo queremos superar, la realidad de la diversidad sexual en la literatura seguirá estando muy limitada”, finalizó.